Bienvenido a Fructum - Aceite de Oliva Virgen Extra Premium de Madrid
novedades
31
Mayo

Una producción en equilibrio con el medio ambiente.

El grupo de investigación y desarrolo de suelos de la comunidad de Madrid utiliza como medio de ensayo nuestro olivar más emblematico readactado aun cultivo en equilibrio con el medio ambiente.

RESUMEN VISITA OLIVAR FRUCTUM 21/05/2020<>

EL SUELO

El uso de la cubierta vegetal durante varios años está dando lugar a una gran mejora en el suelo. Se está generando (mejor dicho RE-generando) una capa, un horizonte, enriquecido en materia orgánica que supone un elemento clave en el funcionamiento edáfico. Sabemos que un cultivo no es perfectamente natural, pero en la medida de lo posible, un manejo que intente imitar a la naturaleza, dará lugar a unas funcionalidades o servicios ecosistémicos mejorados. En este caso, el incremento de materia orgánica del suelo provoca una cascada de mejoras en los parámetros y funcionamiento del suelo. Incrementa la retención de agua y la disponibilidad de nutrientes, aumenta la infiltración (reduciendo el riesgo de erosión) y genera una mejora en la estructura del suelo que aumenta la conectividad de los poros (tanto para conducir agua como oxígeno). De esta forma, el suelo se vuelve más adecuado para el crecimiento vegetal, produce más biomasa (para el cultivo y la cubierta) y entra una retroalimentación positiva hasta que se alcance un equilibrio que se limita por las condiciones climáticas. Un ejemplo de esta mejora se puede observar en las figuras 1 y 2. En la primera, se observan los primeros 3-4 cm del suelo decapados con una espátula de forma paralela al suelo. En la figura 2, es importante valorar la mejora de la estructura del suelo (globosa, granular) de los primeros cm del suelo respecto a una peor y más masiva estructura según se profundiza.<>Figuras 1 y 2. Fotografías de las primeras capas del suelo tomadas con espátula. <>La profundidad del laboreo convencional es muy variable y depende tanto del apero utilizado como el tipo del suelo e incluso las querencias del agricultor, siendo lo más normal una profundidad de entre 15 y 20 cm para cultivos leñosos. En el olivar de Fructum (parcela O-11 del grupo operativo Leñosost), las raíces del olivo empiezan a explorar un perfil del suelo mayor y están llegando, en algunas zonas, hasta los 10 cm de profundidad (Figuras 3 y 4). Esto significa que el olivo dispone de mayor volumen de suelo explorado por sus raíces y por tanto mayor acceso a recursos (agua y nutrientes), lo que también puede redundar en un mantenimiento o aumento de la producción. O, en todo caso, a la salud del olivo. <> <>Figuras 3 y 4. Fotografías tomadas en los pequeños perfiles abiertos para muestreo de suelo.<>CUBIERTA VEGETAL, SELECCIÓN DE ESPECIES Y NITRÓGENO.<>Se ha observado la entrada de especies leguminosas, ausentes años anteriores, del género Medicago. Algunas de ellas de especial tamaño. Esta circunstancia se circunscribe en la sucesión natural de las praderas y es acorde con la experiencia en cubiertas vegetales a medio plazo. La introducción de este tipo de especies se valora de forma muy positiva vía incremento de la biodiversidad, mejora de la estructura del suelo al tener un sistema radicar más potente que las gramíneas y fijación de nitrógeno. La importancia específica de la fijación del nitrógeno para suelos en ambiente semiáridos se explicará a continuación y resulta especialmente indicado dado que una de las especies que domina la cubierta es el bromo, tanto de la especie Bromus rubens como madritensis. <>En grupo de Conservación de Suelos y Aguas  estamos dando las últimas revisiones a un artículo que se publicara en la revista  científica open Access “Water” (https://www.mdpi.com/journal/water). En ese artículo recogemos datos de 4 años de experimentos en la finca La Chimenea, con cubiertas vegetales en secano. Allí se comparó el laboreo convencional (2-3 pases de cultivador al año) con cubierta vegetal sembrada anual de yeros y dos cubiertas permanentes: de vegetación espontánea y de Brachypodium distachyon. Se analizaron multitud de parámetros físico, químicos y biológicos del suelo, el estrés hídrico del olivo así como la producción y calidad de aceite de oliva. El aspecto más destacado y novedoso fue la reducción de la producción especialmente significativa en la cubierta de Brachypodium. Tras analizar los datos de los sensores de humedad, estrés hídrico, infiltración, etc., se determinó que no existe ningún tipo de competencia por el agua. Es más, el suelo con Brachypodium, con más materia orgánica y mejor estructura, dio lugar a los mejores datos en cuanto a estrés hídrico de la planta. Sin embargo, se pudo detectar una reducción en el N foliar. El olivo tuvo carencia en N (por debajo de 1.5 % en materia seca) varios años seguidos. Y esto dio lugar a una pérdida acumulativa en la producción en relación al manejo control (laboreo). Esta tesis se apoya en el hecho de que no hubo merma ninguna en el caso de la cubierta de yeros (leguminosa fijadora de nitrógeno). En este caso se anotó una leve competencia por el agua, pero esta no dio lugar a cambios en la producción ni en la calidad del aceite. <>Esto nos hace pensar, que en ambientes semiáridos como el Sureste de la Comunidad de Madrid, ha de prestarse especial atención al nitrógeno en aquellos cultivos leñosos con cubierta vegetal en la que predomine (o se siembren) gramíneas, pues estas pueden agotar el poco N disponible en el suelo y generar desequilibrios. <>COMENTARIOS FINALES<>Desde el Grupo de Conservación de Suelos y Aguas del IMIDRA, valoramos muy positivamente los esfuerzos de FRUCTUM por manejar el suelo a través de una cubierta vegetal espontánea Creemos que el suelo está mejorando y que se ha pasado las primeras fases. Las raíces del olivo se han extendido, la materia orgánica está aumentando y la sucesión natural de especies progresa adecuadamente. <>Se ha observado un aumento en la compactación del suelo. Este comentario se realiza en base a las observaciones de FRUCTUM y en nuestros datos. Sin embargo, los datos de más de 20 años de manejo de cubiertas vegetales, nos dicen que no siempre una compactación da lugar a reducción de la oxigenación o retención de agua en el caso de que esta esté acompañada de cubierta vegetal. Se da la circunstancia de que se reduce el porcentaje de poros total pero, al dejar actuar a la cubierta de forma natural, estos poros se conectan mejor a través de los tubos de raíz y los rastros de fauna edáfica. En el último muestreo realizado se ha visto una enorme cantidad de raíces presente entre 10 y 30 cm, y esto no ocurriría si en esa profundidad no hubiera recursos (oxígeno y agua, en este caso). <>A nivel nutricional, se ha hecho una especial referencia al nitrógeno en base a nuestros ensayos. Más aún, se recomienda prestar atención a la evolución del K y el P, dado que es común su carencia en los suelos de Madrid y que en el muestreo foliar de julio de 2019 se detectaron niveles bajos.

 

Desde Fructum, creamos Aceite de Oliva Virgen Extra Premium, que es extraído a partir de una selección de frutos sanos en diferentes puntos de maduración, de nuestros olivos centenarios ubicados en el municipio madrileño de Arganda del Rey.
MENÚ
  • Inicio
  • Empresa
  • Productos
  • Galería
  • Novedades
  • Contacto
  • CONTACTA
    Calle San Juan, 34
    28500 Arganda del Rey (Madrid)
    617 76 28 01
    627 45 69 96
    625 12 69 47
    info@fructumweb.com
    Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies